Una ruta por el Madrid de los Austrias

Plaza de oriente tour madrid de los austrias

El Madrid de los Austrias es una de las partes más emblemáticas de la capital española. Floreció debido a la corte que estuvo presente en casi dos siglos en la dinastía de los Habsburgo. La misma duró desde el reconocimiento como rey de Carlos I en 1516 hasta la muerte de Carlos II en el año 1700.

Esta región de Madrid cuenta con un gran atractivo turístico y puntos clave que no te puedes perder. Para nadie es un secreto que la arquitectura antigua es muy llamativa a la vista, mucho más en contraste con la modernidad de la ciudad. A continuación, te presentamos los sitios más impactantes de la zona.

1. Plaza Mayor

Empezamos este tour por el Madrid de los Austrias con la Plaza Mayor, que es la mayor obra de los Habsburgo.  Fue la protagonista en el Siglo de Oro, siendo un lugar de reunión popular y centro de comercio. En los primeros años era un lugar pequeño, con fisonomía irregular y con el nombre de Plaza del Arrabal.

Con el tiempo, la ciudad fue creciendo alrededor del barrio, entonces la plaza ganó mayor importancia. A finales del siglo XVI se decide realizar una ampliación para darle una forma cuadrada.

Los domingos se llena de puestos de numismática y filatelia, ideales para los coleccionistas. Alrededor de la plaza hay varios elementos y obras arquitectónicas dignas de mención. Entre ellas están la Casa de la Panadería, la Casa de la Carnicería, la Estatua Ecuestre de Felipe III y el Arco de Cuchilleros.

plaza mayor madrid ruta madrid de los austrias

2. Palacio de Santa Cruz

Al salir de la Plaza Mayor, llegarás a la Plaza de la Provincia, donde está ubicado el Palacio de Santa Cruz. Es un edificio construido en el siglo XVII, cuando Felipe IV estaba en el mandato. Es parecido a la Casa de la Villa e inicialmente su propósito fue hacer de cárcel y sala de alcaldes.

En la actualidad, se ha convertido en la sede principal del Ministerio de Asuntos Exteriores. Un punto llamativo de la plaza es la Fuente de Orfeo, que es una réplica hecha en el siglo XX en imitación de la fuente original del siglo XVII. La pieza auténtica se exhibe hoy en el Museo Arqueológico Nacional.

Palacio de santa cruz madrid

3. La iglesia de San Ginés

La iglesia de San Ginés es un templo construido en el siglo XVII y se caracteriza por sus obras de arte. Cuenta con una larga historia de edificaciones y reconstrucciones Hoy es conocido como un monumento histórico y artístico en el país.

Puedes visitar la iglesia de forma gratuita en los horarios de apertura. Y si deseas probar un tentempié delicioso, detrás del templo está la chocolatería San Ginés, que ofrece sabrosos churros con chocolate. A pesar de que puedes comer churros en cualquier otro lugar, en este establecimiento existe un atractivo especial.

Hay tradición, un ambiente relajante, sabores exclusivos y una fórmula difícil de igualar. Desde el año 1894, esta chocolatería ofrece exquisiteces a sus clientes, manteniendo la firma durante más de un siglo.

Iglesia de San Ginés ruta madrid de los austrias

4. Plaza de Isabel II

La Plaza de Isabel II fue bautizada por primera vez con el nombre de Caños del Peral, precisamente en los años de los Habsburgo. En el siglo XVI había una fuente vistosa, grande y distintiva que recibía dicho nombre. Destacaba por tener siete pilas, siete caños y por ser el lugar adonde los vecinos iban a lavar la ropa.

De cualquier modo, bajo la superficie de la plaza es posible acceder al Museo de los Caños del Peral. Debes entrar por la boca del metro y allí se conserva un trozo de la fuente en cuestión. Es una zona turística que te va a transportar a la antigüedad, y donde las fotos no van a faltar.

Al lado de la fuente se inauguró una compañía de comedia italiana y posteriormente el Teatro de los Caños. Fue lo que dio paso a la construcción del Teatro Real, aunque ya en el siglo xix.

Plaza de Isabel II

5. Plaza de Oriente

Al lado opuesto del teatro no te puedes perder la Plaza de Oriente. Se puede decir que aquí radica el origen de Madrid, ya que a partir de esta zona la ciudad fue creciendo más y más. Cuenta con una posición elevada que sirvió para que los árabes construyeran sus torres de vigilancia y defensa.

Dichas torres se convirtieron en una fortaleza, y más tarde daría lugar a un alcázar. La ciudad se extendió hacia el este, aunque en la época del Madrid de los Austrias el aspecto era bastante diferente al actual. Hoy vas a ver jardines donde existían edificios, pero con un atractivo sumamente espectacular.

Bajo la superficie de la plaza hay un museo pequeño que ofrece más documentación sobre cómo era este lugar en su época. Actualmente es uno de los sitios turísticos más interesantes de Madrid y de todo el territorio nacional. Aparte de ser bonito a la vista y generar impacto visual, aporta una amplia cantidad de historia.

Aquí puedes encontrar la Catedral de Almudena, el Palacio Real, los Jardines de Sabatini, el Teatro Real, la estatua de Felipe IV, el Monasterio de la Encarnación y numerosas esculturas.

Plaza de oriente tour madrid de los austrias

6. Plaza de Ramales

En el lado sur de Madrid de los Austrias está ubicada la Plaza de Ramales. Aquí encontrarás una simulación del templo de San Juan Bautista, una antigua iglesia parroquial.

Dicha obra se derribó a comienzos del siglo XIX. Actualmente, se encuentran algunos elementos con semejanza a bancos, que en realidad sirven para acordarse la disposición del templo.

Estas estructuras se colocaron por el ayuntamiento con el objetivo de recordar cómo era la disposición del templo. En esta plaza se ha dedicado un monumento pequeño a Diego Velázquez, enterrado en la iglesia en el año 1660. Fue pintor de Felipe IV, cuyos restos no fueron hallados.

En esta misma plaza podrás ver la Casa Palacio de Ricardo Angustias, un poco más nueva, ya que data de comienzos del siglo XX. Sorprende por su torreón superior y las sensacionales pinturas murales que decoran las zonas superiores.

Por otro lado, también podrás disfrutar de la Iglesia de Santiago, otro de los templos más antiguos de Madrid. Es un sitio bastante longevo, derribado en sus tiempos por José Bonaparte y que con los años se levantó con la apariencia con la que hoy se conoce. Su nombre completo es Santiago y San Juan, haciendo referencia a las dos iglesias eliminadas.

plaza de ramales madrid

7. Iglesia de San Nicolás de Bari

Si tomas la calle San Nicolás desde la Plaza de Ramales, vas a entrar en el viejo barrio de Santiago. Es una calle estrecha y umbría, justo como la de los alrededores. Cercanas al viejo alcázar, estas son las calles más antiguas de Madrid. De hecho, fueron las primeras en construirse para ensanchar la población.

Si sigues la ruta, llegarás prontamente a la iglesia más longeva conservada en la capital española: San Nicolás de Bari. Se cree que este templo fue construido en el siglo XII, aunque la antigüedad puede ser todavía más larga. Incluso se menciona esta obra de arquitectura en el Fuero de 1202 entre las 10 ermitas que existían entre las murallas de Madrid.

Es una iglesia pequeña, pero con unos restos decorativos que abarcan diferentes épocas. Al fin y al cabo, con el transcurso de los años los estilos han ido cambiando y cada uno se impregnó en el templo.

Iglesia de San Nicolás de Bari madrid

8. Palacio de los Duques de Uceda

Siguiendo el recorrido por la calle San Nicolás te vas a topar con la calle mayor. Este es el eje principal que junto con Arenal, son las calles que vieron el crecimiento de la ciudad. Tanto es así que estamos hablando de tiempos anteriores al Madrid de los Austrias.

Si vas un poco a la derecha, te vas a topar con el Palacio de los Duques de Uceda, cuya construcción data del siglo XVII. Las historias cuentan que el propietario quiso emular e incluso superar la grandeza del antiguo alcázar. Entonces, te puedes hacer una idea de lo impresionante que era aquel antiguo edificio en la época de los Habsburgo.

Aparte del Palacio de los Duques de Uceda, también puedes deleitar tu vista en la Iglesia del Sacramento. También se conoce como la Catedral de las Fuerzas Armadas, cuyo origen se remonta al año 1616. Está relacionada con la fundación del Convento de Monjas Bernardas, proyecto del cual el Duque de Uceda fue el encargado.

Esta iglesia se declaró monumento artístico nacional a principios de los años 80. Destaca por su extraordinaria decoración interior y su cúpula formidable. Se visita mucho por sus altas columnas, el curioso color de la luz y todos sus elementos peculiares.

El palacio de los Consejos, palacio del duque de Uceda o palacio de Uceda

9. Fuente de la Cruz Verde

Al salir de la iglesia e ir por la derecha, llegarás a una de las zonas más impactantes del Madrid de los Austrias. Baja por el Pretil de los Consejos y toma la calle de la Villa. Así vas a desembocar en la calle Segovia, precisamente en la Plaza de la Cruz Verde.

En este mismo lugar está ubicada la Fuente de la Cruz Verde, con unas dimensiones que se salen de lo habitual. Es una obra arquitectónica levantada en el siglo XIX que a su vez está coronada con una escultura. Hacemos referencia a Diana ejecutada en 1620 por Ludovico Torqui.

Desde esta misma posición, exactamente al otro lado de la calle, verás la Tapia del Jardín del Príncipe de Anglona. Lo mismo ocurre para la Plaza de la Paja, a la cual tienes que acceder a través del Barrio de la Latina. También puedes seguir el recorrido subiendo por Segovia para observar a la derecha la Iglesia de San Pedro el Viejo.

Allí a la izquierda, tendrás una vista detallada de la Basílica de San Miguel, ubicada en la calle del Dr. Letamendi. Igualmente, si deseas evitar el tráfico de todos los turistas, toma la calle del Conde. Pasarás por la plaza de San Javier y la plaza del Cordón para llegar a la calle San Justo.

En cada una de estas calles disfrutarás de tranquilidad y la esencia del viejo Madrid.

Fuente de la Cruz Verde madrid

10. Basílica de San Miguel

Ya la hemos mencionado, pero es importante destacar que es una de las obras más antiguas, y no solo del Madrid de los Austrias. De hecho, San Justo es el nombre que recibía esta iglesia y ya aparece en el Fuero de 1202. Sin embargo, fue derribada alrededor del siglo XVIII, perdiendo su apariencia original.

Con el paso del tiempo, se hizo una nueva edificación con la apariencia que se conoce hoy en día. Se le bautizó como San Miguel, ya que se debe a la fusión con el mercado que lleva el mismo nombre. Sin duda alguna, merece la pena entrar no solo por unos minutos, sino por el tiempo que consideres necesario.

En el interior hay una decoración espléndida y completamente singular. Son siglos de antigüedad donde las tendencias, técnicas y estilos variaron enormemente. Después de verla, puedes salir y bordear la basílica por la zona izquierda y subir por la calle Puñonrostro.

basilica de san miguel madrid de los austrias viajardescubriendo.com

Al atravesar la plaza del Conde de Miranda verás la Iglesia de las Carboneras. Si sigues la estrecha calle del Codo, estarás en la memorable Plaza de la Villa, un sitio imprescindible en esta zona de la ciudad. Como debes imaginar, es la plaza más antigua de Madrid. Asimismo, servía como centro principal antes de la edificación de la plaza mayor.

De la misma manera, fue la sede del consejo de la ciudad para la realización de reuniones desde antes de la casa del consistorio. 

11. Plaza de la Villa

Un sitio del Madrid de los Austrias donde están ubicados tres edificios históricos que han sobrevivido a los años. Ten en cuenta que cada uno fue construido en un siglo distinto y hoy forman uno de los lugares más atractivos para los viajeros. En la parte este de la plaza apreciarás las Casas y Torre de los Lujanes, con fecha de construcción del siglo XV.

Esta obra de arquitectura se considera en el edificio civil más longevo de la capital española. Como lo indica su nombre, fue propiedad de la familia Luján, que en aquel entonces era de las más poderosas de Madrid. Si sigues al sur, verás la Casa de Cisneros, construida en el siglo XVI.

Para la zona oeste encontramos la casa de la villa, 100 años más nueva, levantada en el siglo XVII. Se comunica con la anterior a través de un pasadizo, una obra construida bajo el mandato de Felipe IV. Allí se llevaron a cabo las reuniones del consejo hasta el año 2007, que pasaron a hacerse en el Palacio de Cibeles.

Sea como sea, el centro de la plaza está presidido por la estatua de Don Álvaro de Bazán, que fue sufragada por suscripción popular. Es una obra que representa a uno de los héroes de la batalla de Lepanto.

plaza de la villa madrid

12. Mercado de San Miguel

Llegamos al final de este tour por el Madrid de los Austrias con una de las zonas donde hay más concentración de personas. El mercado de San Miguel está a pocos metros de la Plaza Mayor y es un foco de atracción para todos los turistas. Están disponibles cientos de productos frescos y originales para elegir.

Desde este mercado puedes bajar para llegar a Puerta Cerrada mediante la Cava de San Miguel y Cuchilleros. Al entrar por la Cava Baja, estarás ubicado en el Barrio de la Latina. Y si tomas la calle Ciudad Rodrigo, te hallarás en la Plaza Mayor, donde hemos comenzado este recorrido.

Mercado san miguel madrid de los austrias

14. Tour por el Madrid de los Austrias

Si deseas disfrutar de la historia de la capital de España, el tour por el Madrid de los Austrias es el sitio ideal. 

Arquitectura, diseño, pintura e incluso gastronomía.

No esperes más tiempo para reservar tu tour.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría interesar

¡Mantente al tanto de mis últimos viajes!

¡Hola! Soy Alejandro, autor de Viajar Descubriendo, y estoy aquí para ayudarte a viajar lo más fácil posible.

Suscríbete a mi newsletter donde te estaré enviando consejos y guías para ayudarte a planificar tu siguiente viaje como todo un profesional:

  • Mejores tarjetas para viajar al extranjero.
  • El mejor seguro de viaje de 2021.
  • Consejos para viajar a Estados Unidos.
  • etc.